Aparentemente los televisores elevados son peligrosos

En diciembre de 2007 mientras hacia mi segunda experiencia en Work and Travel decidi comprarme un televisor (y la playstation 3 :D), la tele en cuestion es una Olevia de 37″.

Debido a que mi cuarto es rectangular (mas largo que ancho) y tiene una buena altura, decidi que lo mejor era dividirlo en dos y tener un soporte en el techo giratorio.
Al principio siempre me dio miedo de que se me caiga un dia en la cabeza el televisor porque pense que la tele iba a tener mucho peso, pero no es lo que ocurrio, luego pense que los tornillos o el soporte no aguantarian el peso, pero tampoco ocurrio esto.

Finalmente me decidi y compre en una casa especializada el mejorcito (fue muy dificil conseguir un soporte de giro completo, colgante para un televisor de 37”)

Hoy a las 2.30 de la mañana luego de aproximadamente 4 años ocurrio la siguiente secuencia:

Decidi tirarme un rato en la cama, asi que gire el televisor como he hecho tantas veces y senti un crack…

Inmediatamente despues senti cajas de cds golpeando mi pierna izquierda (estaban en un soporte colgado en la pared)

Finalmente lo inevitable, el peso del televisor en mi brazo derecho

Por suerte los reflejos no me fallaron y logre sujetarlo y dejarlo sobsuavemente sobre la cama.

 

Luego con un poco mas de tranquilidad, y ver que la pantalla no estaba rayada, me puse a estudiar un poco que fue lo ocurrido.

Por ahora solo encontre dos teorias posibles:

Teoria conspiratoria 1: De tantos giros fue bajando una de las piezas que por alguna razon misteriosa no lleva un tornillo y hoy decidio soltarse.

Teoria conspiratoria 2: De tantos giros se corto la pieza completamente.

 

Si realmente estaba a presion la pieza que sostenia el televisor no se como aguanto tantos años, y si se corto no encontre la parte que se corto por ningun lado, asi que por ahora es solo un misterio, por suerte solo volaron cds viejos, y me raspe la pierna con la porqueria de metal del soporte.

Dejo un par de fotos de la escena del crimen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *